Etiquetas

,

perrete

Supongo que ya lo habréis visto todos en la tele: un perro callejero de Perú es atropellado en un autopista. Otro perro callejero cruza la autopista y lo arrastra con la boca y con las patas, esquivando vehículos a 100 km/hora, hasta que consigue sacarlo al arcén.

Una increible y visible demostración de los sentimientos de los animales, de su valor y su fidelidad.

Incluyo un extracto de Pérez Reverte, que de poco en poco, nos deja perlas como ésta, que de su pluma, suena más importante y solemne que si lo dijera yo mismo, pero suscribo 100% lo que escribe:

“Creo que no hay nada más conmovedor que la mirada de un perro: mataría con mis propias manos, sin pestañear, a quien tortura a un chucho. Sostengo que cuando muere un animal el mundo se hace más triste y oscuro, mientras que cuando desaparece un ser humano, lo que desaparece es un hijo de puta en potencia o en vigencia.”

Anuncios