ini

El partido Iniciativa (del Poble Valencià) ha invadido Alicante con una campaña de vallas publicitarias (las de la carretera, ya sabéis, 8×3 metros y todo eso). Estoy viviendo en la playa y en el trayecto hasta el trabajo de 15 minutos me encuentro casi 10 vallas de Iniciativa. Guay.

Guay proque me parece mucho más ecológico y lógico poner vallas que pegar carteles en la calle. Razonamiento: no quemas a la militancia pegando carteles; no se quedan carteles sin pegar en las sedes ni en la casa de los militantes que a mitad de pegada desisten y se los llevan a casa por no tirarlos… y no manchamos las ya saturadas calles de Alicante con más carteles, cola de pegar y cinta de embalar. Y además, cuando pones una valla el mensaje permanece a la vista de todos todo el tiempo que la contrates… un cartel pegado en el barrio de Alicante un fin de semana tarda aproximadamente un par de horas en ser tapado por un cartel de la Stereo o del Circo Hijoputini.

Pero, vale, seré crítico también, que no se diga que éste es un blog partidista. Algo malo le veré a la campaña, ¿no? Pues… pues sí. Venga, vamos a sajar…

Por un lado, entiendo porqué han llenado precisamente ahora la ciudad de vallas, pero lo entiendo porque tengo información privilegiada, y porque curro en el sector de la publicidad y tal… pero no creo que la gente lo entienda. Vale, es original hacer publicidad cuando las elecciones geográficamente más cercanas están a 9 horas en coche… pero te deja una sensación un poco rara, eso es verdad.

Y luego el slogan. Como en la foto sale muy pequeñito lo reproduco: “La política necesita un cambio, ¿cúando empiezas?”. 

Bueno, no me gusta utilizar preguntas para finalizar eslóganes publicitarios. Es muy arriesgado. Si el anuncio es genial son demoledoras, te dejan boquiabiertos y te tiemblan las piernas, sobre todo porque suelen dejarte la posibilidad de una única respuesta: la que buscaban los publicitarios. Pero si no es así, como es el caso, te dejan la posibilidad de responder NO o NUNCA y pasar página.

Además es demasiado largo para mi gusto. Siguiendo la misma idea original (que no es mala, ¿eh?), creo que podría remodelarse: quizá “Cambia la política”. Por un lado puede ser un afirmación: que la política está cambiando. Por otro lado la misma frase te está invitando a participar sin preguntarte “Cambia (tú) la política”. Dos mensajes en uno: uno afirmativo, el otro participativo. Tres palabras contra siete y lo mismo está dicho. Para que no digan que sólo critico, también aporto.

Anuncios