tags

Pues sí, no entiendo la cultura de las tags, las famosas firmas que invaden nuestras ciudades.

No soy un gran fanático del hiphop, pero admiro a los MC’s, me parece que es de ser un auténtico genio hacer rimas en muchos casos geniales, aprendérselas de memoria y soltarlas como una metralleta siguiendo un ritmo.

No entiendo mucho de graffittis (o como se escriba), pero alucino en colores que, con unos cuantos sprays, haya gente capaz de realizar auténticas obras de arte, probablemente efímeras.

Vamos, que no tengo nada en contra de la cultura hiphop, ni mucho menos.

Pero no entiendo lo de las firmas. Sobre todo cuando no se hacen sobre muros de obra, o casa viejas, o locales abandonados; me indigna ante todo cuando pintan las casas de la gente, los locales comerciales… me parece una falta de respeto por lo ajeno, por el trabajo diario del tendero que quiere tener  a su gusto  la fachada de su panadería; me suena a imposición: yo pongo aquí mi firma no sé muy bien porque y si no te gusta te jodes. No lo entiendo, y eso que me considero bastante abierto a representaciones artísticas alternativas y a culturas urbanas, pero esa actitud no me cuadra. Ni hablar ya de cuando firman con ácido o rayando sobre las lunas de los escaparates de los comercios (¿tan poco les importa si el tío de la mercería se tiene que gastar un pastón, que probablemente no tenga, en cambiar el cristal? ¿o es que consideran que su firma es más importante que el hecho de que el tendero de turno pueda mostrar los artículos que vende para comer?).

Todavía entiendo como vacile al poder establecido, o como subidón de adrenalina, el pintar vagones de metro o la fachada de un edificio oficial, aunque al final sólo signifique que entre todos vamos a pagar la limpieza del asunto, en vez de invertir esa pasta en algo más productivo para la sociedad. Puestos a jugársela, creo que hay causas por las que también te la puedes jugar y, al menos, reivindicas algo que va a beneficiar a otros.

Por favor, que me lo expliquen. De verdad que me gustaría entenderlo.

Anuncios