Me han provocado a escribir sobre el tema del lenguaje no sexista, ya sabéis, eso de chicos y chicas, ciudadanos y ciudadanas, etc

El caso es que el castellano, tal cual funcionan las normas hoy por hoy, con escribir amigos en plural se sobreentiende que también hablas de tus amigas.

Dicho esto, reconozco que durante mucho tiempo yo escribía así, me parecía reivindicativo, que te posicionaba, vamos. A la larga comprobé que era harto incómodo y dificultaba la lectura y su comprensión, así que abandoné el hábito (no sé si todavía tengo alguna recaida, pero intento evitarlo).

Otra historia completamente distinta es el uso innecesariamente sexista del lenguaje (cuando no intencionadamente). Por otro lado me parece muy interesante el proyecto que tenía una amiga de Asturias: redactar documentos oficiales con lenguaje no sexista, pero evitando pegarle una patada al castellano (por ejemplo, en vez de decir hombres y mujeres, decir personas). También creo positivo el acostumbrarnos a no dar por sentadas ciertas realidades en nuestro lenguaje público (por ejemplo, no escribir ven con tu chica, sino ven con tu pareja). Me parece que se puede ser elegante, no herir sensibilidades ni menospreciar minorías sin tener que renunicar a escribir de forma clara y correcta.

Anuncios