Etiquetas

, ,

crazy

Este verano me tragué un montón de las películas que iba recopilando de las que regalaba Público. Una de las que más me gustaron fue C.R.A.Z.Y. (el nombre son las siglas de los hijos de la familia protagonista).

La película es canadiense y cuenta la historia de una familia en los años 60, conservadora y católica, con un padre machote que se enfrenta a las clásicas diferencias generacionales, la principal de ellas, la homosexualidad de su cuarto hijo, de siempre su favorito.

Es una pasada, no sólo por su BSO, con Bowie o los Stones, sino porque trata un tema complejo sin caer en sentimentalismos baratos, ni en exageraciones, ni en abusos de imágenes de sexo sacadas de contexto.

Muy real y muy bonita. Puede que se te salte alguna lágrima, pero siempre con una sonrisa en la boca.

Anuncios