Etiquetas

,

prostitucion

Hoy han intentado ERC-IU-ICV que se regularice la prostitución, a la vez que pedían que se eliminara la publicidad de prostitución en los medios de comunicación generalistas. Todos los demás les han dicho que no, que eso va en contra de los DDHH, que legalizándola amparas otros muchos delitos y demás reflexiones.

Es un tema delicado y controvertido, así que no cargaré con mi habitual dosis de rabia, pero expresaré mi acuerdo con la iniciativa de ERC y mis razones.

De siempre he estado en contra de la prostitución, pensaba que era una forma más de dominación sobre las mujeres. Pero un  buen día, mi ex-compi de EU Víctor me puso contra las cuerdas con una teoría suya: él dudaba si nuestro rechazo contra la prostitución no tendría sus raices en nuestra educación católica. En principio me negué, pero dándole vueltas y vueltas he acabado entendiendo su postura y dándole la razón.  ¿Por qué nos parece humillante que alguien se prostituya? ¿Por qué entrega su cuerpo a cambio de dinero? ¿Acaso no hay multitud de trabajos humillantes, duros, peligrosos, insalubres… y nos parecen super dignos? ¿No cargamos nuestra ira contra la prostitución porque nos parece fruto de un vicio, no de una necesidad? ¿No perdonamos aún así multitud de trabajos que se sustentan en vicios, que destrozan la salud de los consumidores o la economía de sus familias?. Fabricar armas es legal, vender tabaco es legal, servir alcohol es legal, los bingos son legales…

¿Por qué no legalizar una situación como la prostitución que se da y se dará? Evidentemente que hay que combatir las mafias, la esclavitud sexual, el proxenetismo, la prostitución de menores… por supuesto. Pero, ¿acaso no es más fácil combatir las irregularidades de una actividad legal que de una sumergida, oscura y llena de vacíos legales?.

Sacar a las chicas de las calles, sí. Limitar su publicidad como se hace con tabaco, bingos… sí. Luchas contra los abusos y por defender su seguridad laboral, sí. Pero no regularizar su situación, no permitir que cada una haga lo que quiera con su cuerpo… eso no lo entiendo.

Anuncios