Etiquetas

, ,

big-fish

Bueno, anticipar que soy fan de Tim Burton, desde que vi Eduardo Manostijeras me rendí a su peculiar visión tétrica y carnavelesca que le confiere a sus películas. Pero es que con Big Fish me dejó especialmente boquiabierto. Quizá porque sea la menos oscura y tétrica de todas las que ha hecho, quizá porque sea la menos fantástica, quizá porque tenga el final que menos te esperas, el caso es que después de pasar un buenísimo rato viendo una película super entretenida y amable, de repente termina, ves el final, te quedas unos segundos frente a la pantalla, y sólo aciertas a murmurar: que historia más bonita.

Como breve sinopsis resumiremos en que es un padre que siempre cuenta historias de su vida aderezadas de elementos fantásticos. Su hijo llega un punto que se harta de falta de realidad y deja de hablarle durante años. Un día recib e el mensaje de que su padre va a morir y vuelve a su lado. En estos últimos días, el padre volverá a relatarle a la novia de su hijo toda su fantástica vida.

Muy, muy buena.

Anuncios