Etiquetas

,

Últimamente estoy escuchando en los medios que ciertos grupos de personas solicitan que sean los votantes y no los militantes ni los cargos, los que eligan a los candidatos de los distintos partidos políticos.

Este sistema se utiliza en EEUU (bueno, técnicamente utilizan varios sistemas, pero éste es bastante popular). La idea es que se van haciendo los mítines por estado en los cuales compiten los distintos aspirantes de un mismo partido. Luego la gente inscrita en el censo va votando -por estados- quién quiere que represente a cada partido. Por eso las elecciones allí duran tanto y ocupan tantas horas de televisión.

Desde luego es mejor que la elección a dedo que ejecutan algunos partidos en nuestro estado… incluso mejor que la elección de los militantes que hacen organizaciones más plurales como Izquierda Unida. Para mi, una elección hecha a puerta cerrada, en la que se intentan hacer previamente oscuras listas de consenso, dan como resultado inevitable que pesen más las guerras e intereses de las distintas facciones de militantes y políticos más o menos profesionales que la voluntad de los votantes, que son al fin y al cabo los que tienen el poder de decidir.

Creo que tanto que se habla de democracia participativa, sería una buena forma de demostrar con hechos y no con bonitas palabras, la voluntad de querer realmente que sean los ciudadanos quienes eligan a sus representantes. Más de una sorpresa nos llevaríamos.

Anuncios