Etiquetas

, , ,

Justo donde yo trabajo, en la avenida de la Estación de Alicante, en el tramo delante de la Fnac, hace un par de semanas amaneció la calzada con un cambio en los carriles: de los cuatro disponibles (dos para cada sentido) uno de los de la derecha se convirtió en un carril bus, y uno de los de la izquierda como carril bici de doble sentido.

El martes las colas de coches que trataban de acceder a esa avenida desde la calle General O’donell (y que, por tanto, debían atravesar el carril bici) llegaba hasta el Corte Inglés de Maisonnave.

El miércoles la policía dirigía el tráfico para intentar descolapsar el asunto.

El jueves por la mañana amanecimos sin carril bus y sin carril bibi. ;D

Reflexión: ¿Sirve de algo un tramo de carril bici que sólo mide 200 metros? ¿No hubiera sido más útil utilizar parte de las aceras -que miden unos 6 ó 7 metros de ancho cada una- para hacer carriles bici más convencionales?

Si es que parece que lo hagan adrede: colocan el carril bici en el peor sitio posible, la gente se sube por las paredes y acaba culpando a los carriles bici y a los ciclistas, cuando el que tiene la culpa es el espabilado del Ayuntamiento que decidió ponerlo en este lugar y de esta forma. En fin.

Anuncios