Etiquetas

, , , ,

http://lightscamerahistory.files.wordpress.com/2009/05/agora-poster.jpg

Aparte de la opinión que puedo tener sobre la película de Amenabar cinematográficamente (es un tostón), me ha llamado la atención que a mucha gente le haya llamado la atención (valga la redundancia) la historia.

Que los cristianos quemaban bibliotecas, estaban contra la ciencia y las mujeres, y que no se cortaban un pelo en descuartizar a quien se pusiera por delante con tal de conseguir la hegemonía de su fé.

¿Dónde está la sorpresa? Al fin y al cabo estamos hablando del 400 a.c., en esa época descuartizarse mutuamente era un hobby habitualmente practicado.

¿Dónde está la sorpresa? Si el cristianismo se ha convertido en la religión mayoritaria en occidente no ha sido porque sea más original, más lógica ni porque haya tenido una mejor campaña de marketing. Las religiones en su mayoría se han impuesto a base de relacionarse con el poder: la que acertaba el caballlo ganador, avanzaba casilla, la que fallaba, se convertía en un mito.

¿Dónde está la sorpresa? Los cristianos (o su Iglesia, si queréis) han estado más recientemente (lo que es mucho más preocupante) relacionados con horribles matanzas (directamente -en el caso de la Inquisición por ejemplo- o más sutilmente -apoyando a dictadores carniceros en casi cualquier parte del mundo).

¿Dónde está la sorpresa? Por supuesto que la ciencia es su enemiga. Porque cada paso que avanza la ciencia es un machetazo a sus supersticiones. Que se lo digan a Copérnico o a Galileo. Esa moda de intentar darle una explicación pseudo científica a sus creencias es la última intentona de agarrarse a un clavo ardiendo…

¿Dónde está la sorpresa? Evidentemente que siempre la han tenido ganas a las mujeres, no me preguntéis por qué, pero es un hecho de rabiosa actualidad.

¿Dónde está la sorpresa? Quizá en que cuando estudiábamos el cristianismo en el colegio, sólo nos contaban que los echaban a los leones, que luego los legalizaron, y de ahí se saltaba directamente al Domund… y claro, no te explicaban que cuando llegaron al poder también repartieron galletas a diestro y siniestro…

…luego la gente ve las pelis y se sorprende…

Anuncios