Etiquetas

, , , ,

El otro día estuve viendo en la tele un programa de La Sexta que desconocía, Debate al límite. Como trataba del tema de Garzón, la Justicia Universal y la querella argentina, renuncié a mi desconexión mental vacacional para alimentar mis opiniones sobre este tema que está llegando a niveles muy interesantes.

Me llamó la atención la exposición de Dieter Brandau, director de informativos de Libertad Digital, que en un momento dado preguntó ¿Qué quieres, que investiguen a Fraga y al Rey?, a lo que Ignacio Escolar le respondió con otra pregunta, si consideraba que había gente por encima de la ley… evidentemente Dieter terminó por sacar a relucir el tema estrella recurrente: que Carrillo ordenó un genocidio en Paracuellos con 5.000 víctimas y también gozó de las leyes de amnistía.

Reflexiono: pues sí, si un juez decide aceptar una denuncia en la que Fraga, el Rey o el Sha de Persia pueden ser considerados culpables directa o indirectamente de cualquier delito (con más razón si hablamos de un genocidio), habrá que investigarlos. Si tras investigarlos y juzgarlos son declarados inocentes, pues habrán vivido lo mismo que cualquier hijo de vecino al que denuncian y finalmente se le declara inocente, y se podrán ir a su casa la mar de tranquilos, y todos tendremos claro que se ha hecho justicia. Que yo sepa, nadie está por encima de la ley, así que no debería haber debate al respecto. Y si al final resulta que son declarados culpables  -independientemente de si por edad, jurisdicción o cargos pueden o no pisar la cárcel-, tampoco sé donde está el problema, supongo que todo demócrata de bien estará orgulloso de que cualquier genocida sea declarado culpable en un tribunal democrático, como ocurrió con Pinochet, los nazis en Nuremberg, Milosevic, etc. A no ser que queramos hacer nuestro el dicho ese de “es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta…”

¿Qué pasó hace mucho tiempo? Ya, pero es que esa investigación y posible juicio se tendría que haber hecho también hace mucho tiempo, pero suele ocurrir que las dictaduras dejan todo atado y bien atado para evitarlos, de ahí que los crímenes de guerra y de lesa humanidad no prescriban, como se acordó en 1968.

¿Qué España ya tenía sus leyes de amnistía con las que se cerraba este tema definitivamente? Ya, pero precisamente porque esas leyes de amnistía suelen estar redactadas por los mismos culpables de este tipo de crímenes, también se acordó que no tienen ninguna validez.

¿Qué quiere investigar una juez argentina delitos ocurridos en España, que le queda un poco lejos? Ya, pero es que por las mismas razones anteriormente expuestas, y previniendo que los futuros gobernantes sean cómplices de los criminales o estén coaccionados, se acordó que cualquier tribunal de cualquier estado pudiera juzgar crímenes de genocidio, aunque fueran cometidos por personas no nacionales y fuera de su territorio.

¿Qué es que quieren juzgar a algún diputado, a algún ex-presidente, o al propio rey? Ya, pero es que para evitar que los criminales  se refugiaran en cargos políticos, también se acordó que es irrelevante que el acusado sea gobernante, funcionario o particular.

¿Qué podrían pedir la extradición de los culpables? Claro, por eso se acordó que a estos efectos el genocidio no fuera considerado un crimen político, para que no se pudieran refugiar en tratados de extradición para evitar la cárcel.

¿Que los que van a juzgar seguro que no fueron culpables directos del genocidio? Ya, por eso se acordó que también se pudiera juzgar la instigación, la tentativa y la complicidad.

¿Qué todo este en que ley se basa? En la Convención para la prevención y la sanción del delito de Genocidio de la Asamblea General de las Naciones Unidas; recogida en el estatuto de la Corte Penal Internacional (1998) y apoyado por el principio de justicia universal, presente en el ordenamiento jurídico español.

No se me ocurren más dudas que resolver. Si un juez de cualquier parte del mundo, haya pasado el tiempo que haya pasado, considera que tiene que investigar a quien sea de cualqueir parte del mundo, por su posible participación en un crimen de genocidio, sólo deberíamos alegrarnos de que existan los acuerdos y las leyes que lo hagan posible.

Y sí, y mil veces sí: también me alegraré si se denuncia a Carrillo por genocidio y se le investiga, y me alegraré si sale inocente, porque despejará las dudas sobre el tema… y me alegraré si sale culpable, porque siempre me alegraré de que un genocida sea condenado, sea del color que sea…

Anuncios