Etiquetas

, , ,

babel1981

La semana pasada tuve la suerte de conocer en persona a Fernando Beltrán, director de El nombre de las cosas, esa curiosa empresa que se dedica a poner nombre a las marcas desde hace muchísimos años, antes de que existiera el concepto de naming en España.

Llevándolo en el coche hacia Esuma, donde tenía que impartir una conferencia, pasamos muy cerca del Barrio de Babel. Inmediatamente me preguntó: ¿Por qué se llama así? Silencio. Pienso. No lo sé, le respondo, la verdad es que no lo sé. Tiene que tener algún sentido, me dice.

Cuando llegamos a la escuela no me pude reprimir y busqué la información. Y como no, Alicante vivo me dio la respuesta. Curiosa realmente, que le transmití a Fernando y que provocó un tuit desde su cuenta personal hablando del tema.

Resumiendo, a principios de siglo era la zona de descarga portuaria, donde llegaban barcos de todo el mundo. Los marineros que esperaban un tiempo a partir, vivían en los arrabales próximos al puerto. Los alicantinos, cuando se referían a esta zona, hablaban del Barrio de Babel, por las muchas lenguas que se hablaban allí dadas las distintas y variopintas procedencias de los marineros. Sencillo pero encantador, como casi todo en Alicante. Y, como de costumbre, olvidado por los propios alicantinos.

 

Anuncios