Etiquetas

,

adamstown

Las Islas Pitcairn están más o menos en mitad de la nada, en pleno Océano Pacífico. Es curioso que la única habitada, Pitcairn, no es la más grande (arriba su foto aérea). La mayor, Henderson, carece de recursos naturales y es de difícil acceso, por lo que está deshabitada y sólo la visitan 5 ó 6 personas al año. Aquí la podéis ver:

henderson

La tercera isla, Ducie, es una reserva natural salvaje, en la que es muy difícil desembarcar y muy poco cuidada… además la laguna interior está infestada de tiburones y peces venenosos:

ducie

Pero volviendo a Pitcairn… su capital es la única población habitada, Adamstown, donde podrías compartir existencia con sus únicos 46 vecinos. Como sólo son 5 km2, lo mejor es que te lleves bien con todos ellos. Además de ser uno de los puntos más aislados del planeta, es extremadamente curiosa porque todos sus habitantes son descendientes de los amotinados del Bounty (sí, el de la película clásica).

No hay aeropuerto ni puerto, así que sólo puedes llegar a ella en barco y desembarcar en barca… y está realmente lejos de cualquier continente.

Tienen una conexión a internet, pero en cambio tienen un dominio para ellos solos, el .pn, que junto a la emisión de sellos, es de las pocas fuentes de ingresos de la isla.

Tiene un curioso record: es el primer sitio del mundo donde se legalizó el voto femenino… hoy en día este hito queda eclipsado por las continuas denuncias de abusos sexuales a niños entre la población. Por cierto, todos son adventistas (nada de alcohol, nada de bailar).

Quizá lo mejor de todo es que tienen su propia colonia de vacaciones, la cuarta isla, de la que no había hablado hasta ahora, Oeno, a la que van con sus barcas quince días al año a pasar las vacaciones, y en la que no hay nada, absolutamente nada excepto una bomba de agua dulce. Aquí el atolón Oeno:

oeno

Anuncios